VenaSeal cierre

Cierre VenaSeal es uno de los últimos avances para el tratamiento de las venas varicosas. Este dispositivo, que obtuvo la aprobación de la FDA en 2015, utiliza un adhesivo médico avanzado (cianoacrilato) para cerrar la vena saphenosa mayor o menor. Esencialmente, el resultado final del cierre de VenaSeal es exactamente el mismo que la ablación por radiofrecuencia o la ablación láser.

¿En qué se diferencia el cierre de Venaseal?

La principal diferencia con el procedimiento de cierre VenaSeal es que no requiere el uso de anestesia tumescente para realizar el procedimiento en las venas. En la ablación por radiofrecuencia y la ablación por láser, se genera calor y, por lo tanto, sin anestesia, estos procedimientos serían dolorosos. Por lo tanto, durante los tratamientos de ablación con láser y radiofrecuencia, el médico de venas tiene que inyectar una anestesia local débil alrededor de toda la longitud de la vena tratada. Esta parte del procedimiento de cierre de Venaseal implica varias inyecciones de aguja, y un poco de presión.

Por otro lado, el procedimiento de cierre VenaSeal utiliza un adhesivo médico para sellar la vena. A diferencia de la ablación por radiofrecuencia o la ablación por láser, la inyección del adhesivo no duele, y por lo tanto no requiere anestesia tumescente para el tratamiento. Esto acorta el tiempo de tratamiento, y disminuye el dolor del procedimiento.

Candidatos

El cierre VenaSeal es una excelente opción para los pacientes que temen las agujas y las inyecciones. También es importante que la aseguradora del paciente apruebe VenaSeal. Hasta ahora, la mayoría de las compañías de seguros han aceptado esto como una alternativa válida para el cierre de venas, pero algunos todavía están indeciso para pagar la etiqueta de precio más alto para esta nueva tecnología.

Los candidatos a VenaSeal no son diferentes a los candidatos que recibirán cualquier otra forma de procedimiento de cierre de venas. Necesitan una ecografía para determinar que de hecho tienen insuficiencia venosa.

Recuperación

La recuperación del procedimiento VenaSeal es similar a la ablación por radiofrecuencia o ablación láser, con casi todos los pacientes que regresan inmediatamente a sus actividades normales, y a las actividades extenuantes dentro de varios días.

Riesgos y efectos secundarios

VenaSeal puede tener los mismos riesgos que la ablación por radiofrecuencia o la ablación por láser. Estos incluyen sangrado, hematomas, trombosis venosa profunda, lesión en la vena, o ruptura, hiperpigmentación, o fracaso de la vena para sellar.

Sin embargo, VenaSeal plantea un riesgo de 5 reacciones alérgicas a los cianoacrilatos, como urticaria, asma, fiebre del heno y shock anafiláctico. Estos se tratan típicamente con agentes como Benadryl o esteroides orales, y por lo general no son severos. Los pacientes con alergias conocidas a cianoacrilatos no deben tener este procedimiento.

Además, a diferencia de la ablación por láser o RFA, VenaSeal tiene el potencial de embolización (una pieza del pegamento que se rompe y migra al sistema venoso), aunque esto es extremadamente raro. El pegamento también puede causar problemas en el lugar de la inyección, aunque esto también es bastante raro.

Tasa de éxito

El procedimiento VenaSeal recibió la aprobación de la FDA en febrero de 2015. Se han realizado varios estudios con el fin de validar su eficacia, y en este punto la mayoría de los estudios fueron diseñados para mostrar la no inferioridad (no necesariamente superioridad) en comparación con los tratamientos tradicionales. En este punto, los datos muestran que este procedimiento es al menos equivalente en términos de seguridad y eficacia, a los tratamientos tradicionales de RFA o ablación por láser

Pin It on Pinterest